Acompañantes Celestiales

Cuando dios te bendice con las pruebas también probé. La fortaleza. No estás Solá.

¿Sabes que tienes contigo un ser que te ha acompañado en todas tus vidas? Es tu ángel de la guarda, tu acompañante celestial.

Los ángeles han estado siempre con nosotros y han hecho sentir su presencia en las escrituras sagradas, en las pinturas, esculturas, literatura, música y otras obras de artes de seres excepcionales. En pequeños detalles y en esas supuestas coincidencias que te han hecho avanzar en tu vida, ahí han estado los ángeles. En los sueños, en los mensajes que te llegan, “por casualidad”, en una corazonada, en una repentina brisa que te da paz…

Son nuestros amigos celestiales, o ángeles acompañantes como algunos prefieren llamarlos; son nuestra compañía más íntima.

Según nos explica la señora Angeles Rodríguez, venezolana, pintora y canalizadora de mensajes de los ángeles, y que coincide con libros que he leído, ellos no son ni masculinos ni femeninos; no tienen forma humana, se muestran de una forma que nos ayude a asimilarlos en nuestra vida. Lo que se ha representado como sus alas es su enorme luz y su misma energía de alta vibración.

Hay muchísimos, muchísimos ángeles. Además de nuestros acompañantes personales, existen los que se ocupan de otras esferas de la vida, como por ejemplo la salud, la inspiración, el trabajo, las relaciones, la naturaleza, etc.

Nuestros “compañeros celestiales son seres inteligentes, capaces de sentir pero de una especie diferente; existen en una frecuencia vibratoria levemente más fina que aquella con la que nuestros sentidos físicos están afinados. Son ciudadanos del espacio interior, cuyas responsabilidades incluyen la organización armoniosa del universo habitado”. Así nos cuentan Alma Daniel, Timothy Wyllie y Andrew Ramer en su libro “Descubre a tus Ángeles”.

Ángel es el nombre genérico que abarca a estos seres que están organizados en una especie de jerarquía: comenzando por los ángeles, pasando por los Arcángeles, Principados, Poderes (o Potestades), Virtudes, Dominios, Tronos, Querubines, hasta llegar a Serafines (los más elevados).

“Aunque los Querubines están muy lejanos de nosotros, sus luces nos llegan. Son los que están al servicio de Dios y la Amada Virgen Madre María. En las apariciones de la Virgen, muchas veces se ha visto acompañada por estos espíritus elevados”, señala Luz Estela Rozo, en su libro “Nueva forma de Comunicación con los Ángeles”.

Hay visualizaciones, meditaciones, mantras, oraciones y plegarias que nos ayudan a abrir nuestra consciencia a la presencia de los ángeles.

Angel de mi guarda, dulce compañía, quédate conmigo de noche y de día…

 

Gracias ángeles por todas sus bendiciones, para mí y para todo el que lea esto.

Teresa

Acompañantes Celestiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *