Angeles de la Vinculación

 

¿Sabías que aparte de tu ángel de la guarda tienes un ángel que abarca un campo de energía mayor y al que puedes acudir? Es el ángel de vinculación. Es un acompañante celestial que la Divinidad le asigna a las familias, a los grupos y a las relaciones.

“Cada pareja, cada amistad tiene uno, cada equipo de trabajo, cada familia. Su presencia es calidad y reconfortante; hace que nos sintamos abrazados y a salvo. Como su campo energético es más grande que el nuestro, nos expande, abriéndonos a mayores posibilidades de comunicación con otros. Ese enorme campo energético nos incluye también a nosotros, junto con nuestros guardianes personales”, explica Alma Daniel, Timothy Wyllie y Andrew Ramer en el libro Descubre a tus ángeles.

Cuando tengas algún conflicto con alguna persona o familiar, invoca al ángel de esa relación; pídele guía y ayuda. Su irradiación de amor y bondad puede ayudarte a disipar las emociones desfavorables y a depurar el aire emocional entre ustedes.

A los ángeles de vinculación también se les conoce como ángeles coordinantes o colectivos. Algunos tienen misiones de acompañamiento de largos períodos, otros estarán por poco tiempo, según dure la relación.

En una ocasión, trabajando en terapia con una persona que estaba pasando por una situación difícil de pareja, invocamos al ángel de esa relación y percibimos vacío… se había ido; o esa sensación fue una manera de darnos un mensaje. Más adelante, el recuerdo de eso que sintió la ayudó a aceptar que su relación se había terminado.

Laboral
Si tienes una relación de trabajo con una persona o un grupo, háblale al ángel que los vincula. Pide su asistencia para cada proyecto. Comparte con ese ser celestial también las alegrías de los avances.

Si tu compañero de trabajo, amigo o familiar también tiene conciencia de la existencia de los ángeles y puedes hablar del tema, pueden hacer la invocación del ángel vinculante juntos. Si no es el caso, tú puedes conectarte con ese ángel. El trabajo es para ti y como todos estamos unidos, un cambio dentro de ti, se reflejará en la relación.

Visualización
Si deseas contribuir a una relación o al mejor desenvolvimiento de un grupo (siempre respetando la voluntad de los otros, de acuerdo con la voluntad divina) puedes conectarte con el ángel de vinculación. Es preferible no pedir un resultado específico, sino recibir la asistencia y solución que sea más adecuada para todos.

Dispón del lugar y momento adecuado. Pon música que te inspire y relaje. Invoca la protección divina. Invoca a tu ángel de la guarda, pide a tu Yo Superior que te dirija y te mantenga en el respeto hacia los demás en este trabajo.

Imagina a la persona o personas frente a ti. Invoca y saluda a sus ángeles guardianes, ábrete a sentirlos. Imagina a tu propio ángel como un ser de luz detrás de ti, busca sentirlo.

Ahora invoca al ángel vinculante. Relájate y percibe. Con frecuencia, se presenta como una gran esfera que los abarca a ambos; algunos lo perciben como otro ser entre los dos.

Háblale, cuéntale lo que necesitas. Luego guarda silencio. Su guía se puede presentar como palabras, imágenes o sensaciones, en ese momento o luego durante las horas siguientes.

Agradécele su asistencia.
Este ejercicio lo puedes hacer solo o junto a la otra persona. Si lo hacen juntos, compartir lo que sintieron y las ideas que recibieron puede ser enriquecedor.

Juntos es mejor
Cuando dos o más personas se unen para un propósito de sanación, individual o colectiva, la energía y fuerza es mucho mayor, porque sus ángeles también se unen. Si estás en un grupo organizado, también cuentas con el ángel de vinculación de ese grupo.

Hay una jerarquía celestial. Luego de los ángeles que están más cerca de nosotros (entre ellos los guardianes) podemos acudir a los ángeles de vinculación. Más “arriba” invocamos a los arcángeles. Les sigue los Principados.

Los Principados “son los ángeles guardianes de todos los grandes grupos, desde ciudades y naciones, a creaciones humanas recientes como las corporaciones multinacionales”. Pidamos por los Principados de nuestros países.

Como señalan en el libro Descubre tus ángeles: “Si observas el mundo actual, puedes pensar que los Principados no se están esmerando mucho. Pero debes recordar que somos nosotros quienes debemos abrirnos a los ángeles. Somos los únicos que podemos brindarles acceso a nuestro mundo. Ellos no pueden trabajar con nuestros líderes si estos no se conectan con ellos. Pero juntos, en grupos, podemos comenzar a atraer a los ángeles hacia nuestra vida, creando cables de acceso para que se conecten con nosotros”.

Los ángeles no pertenecen a ninguna religión. No es necesario pertenecer a alguna religión específica para conectarnos con estos seres celestiales. No es necesario que todos los de un grupo, en este caso, de una nación, tengan a una misma creencia para poder invocar al Principado que le ha sido asignado, o a los arcángeles, los seres superlumínicos, o maestros ascendidos. Lo importante es conectarnos con los más elevados planos de luz, con la bondad, con la intención de que avancemos como país. Hazlo, todos necesitamos de la colaboración de todos, desde lo espiritual y terrenal.

Todos estos días, a las 9:00 pm somos muchos los que estamos haciendo una oración por el país, que también extendemos a las naciones que están pasando por grandes dificultades, y por el planeta entero.

Los miércoles de este mes de mayo, a las 9:00 pm, estaremos haciendo una visualización por Venezuela, invocando a los ángeles, arcángeles, Principados, a Jesucristo y a la Virgen. Son unos 20 minutos con los que colaboramos, cada quien desde sus casas; en ocasiones conectados en línea para escucharnos en vivo.  Gracias por tu participación

Angeles de la Vinculación
Tagged on:             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *